06-22-10-El Radar de Los Barrios-EL CHAVISMO RENUNCIÓ A LA MAYORÍA, PERO NO A LA HEGEMONÍA…

domingo 13 de junio de 2010
[gse_multipart8882.jpg]
EL CHAVISMO RENUNCIÓ A LA MAYORÍA, PERO NO A LA HEGEMONÍA…
A finales de 2005 el oficialismo vio por fin cercana su gran ambición:transformarse en un proyecto político mayoritario, con respaldo efectivo de más del 50 % de la población. Hasta entonces el chavismo había obtenido en diversas elecciones más de la mitad de los votos válidos emitidos, pero apenas una tercera parte –poco más, poco menos- de la totalidad de los inscritosen el Registro Electoral Permanente. En efecto, si en cada una de las elecciones posteriores a 1998 se suma la cantidad de votos sacados por la oposición con el volumen de abstención se verá con claridad como el chavismo siempre ha sido minoría. La minoría más grande, alrededor de un tercio del REP. Pero minoría, al fin y al cabo.

Esa fue la situación que estrategas cubanos y venezolanos vieron en ese momento que era posible superar. La oposición venía de la derrota en el referendo del 2004 y de la costosa estupidez de la abstención en las parlamentarias del 2005. Se presentaba además a las presidenciales del 2006 con un candidato que era conocido sólo en el occidente del país, y el soporte político de esa candidatura adolecía de una inmensa precariedad organizativa y financiera. Por su parte el gobierno administraba dos ventajas: sus recientes victorias electorales y estaba en medio de la más grande y duradera bonanza petrolera que el país haya conocido. Fue en tales circunstancias que el Presidente Chávez salió a la calle a solicitar, para el y para su proyecto, los famosos “10 millones de votos por el buche”. No era una fanfarronada. Era un intento serio para convertirse al fin en un proyecto mayoritario, aprovechando su circunstancial fortaleza y –sobre todo- explotando la extrema debilidad coyuntural de su adversario.
BUCHE SIN VOTOS, HEGEMONIA SIN MAYORIA…

No pudo. No llegó. A pesar de estar en su mejor momento, y de enfrentar a un adversario en las peores circunstancias, Chávez no logró los 10 millones de votos. Apenas rebasó los siete millones de sufragios, con lo que siguió estando por debajo de la ansiada talanquera del 50 % del REP. El chavismo seguía siendo, después de todo, una minoría.Como lo reconociera en alguna declaración de prensa el teniente Diosdado Cabello, el chavismo es la minoría más organizada, tiene a un líder que los une, maneja una gran cantidad de recursos, tiene el poder. Pero sigue siendo minoría.

Los mismos estrategas antillanos y criollos evaluaron la situación y llegaron a dos conclusiones: Primero, que la clase media venezolana es impermeable al proyecto chavista; Segundo, que por el previsible desgaste en la gestión y los problemas de corrupción y burocratismo que la aquejan, no es esperable que el apoyo crezca en otros sectores sociales. En síntesis, llegaron a la conclusión de que el chavismo era minoría y seguiría siéndolo. Era necesario, pues, tomar medidas para –en esas condiciones- seguir ejerciendo la hegemonía.
DEL FANTASMA DE LAS CAPTA-HUELLAS AL CORRALITO ELECTORAL

¡Y vaya que las tomaron! La aprobación de la nueva Ley Orgánica de Procesos Electorales, que favorece a las primeras minorías y convierte en “legal” la manipulación polarizadora; La integración de un nuevo CNE compuesto exclusivamente por activistas de partido; el rediseño por parte de ese CNE del mapa de las circunscripciones electorales para que el mismo se adecuara a las necesidades electorales del partido de gobierno,fueron decisiones que -una tras otra- fueron convirtiendo al sistema comicial venezolano en un “corralito electoral” al servicio del interés hegemónico gobiernero.

Es en un escenario así diseñado que avanza la campaña electoral oficialista.El gobierno empieza a actuar y la oposición convencional, incapaz de leer adecuadamente la estrategia oficialista, dice: “Chávez esta loco. ¿A quien se le ocurre devaluar en año electoral? ¿A quien se le ocurre atacar de esa manera a la empresa privada en año electoral? ¿A quien se le ocurre ponerse a estatizar fincas y a invadir haciendas, a sólo meses de una elección? ¡Ahora si es verdad que se fregó!” Si los deseos preñaran, tal vez. Pero Chávez (un político hábil, que definitivamente es mucho mejor candidato que Presidente) ni esta “loquito”, ni esta “desesperado”, ni mucho menos “esta buscando pretextos para suspender las elecciones de septiembre”. ¡No señor! Chávez esta instrumentando, con eficacia implacable, una estrategia que tiene tres objetivos: Consolidar y movilizar al tercio de país que le sigue; Desmoralizar al tercio de país opositor, y mantener paralizado, fuera de la política, al tercio de país ni-ni.

En el desarrollo de la estrategia para lograr su primer objetivo, la devaluación le permitió al Presidente tener suficientes bolívares para engrasar su mercenaria maquinaria electoral, que si no es con plata no se mueve, mientras sus acciones y discurso radical se orientan a convencer a sus seguidores de que éste despelote es una “revolución”, y no sólo un mal gobierno.Para lograr su segundo objetivo (la desmoralización del tercio de país opositor) utiliza dos estrategias de terror, una puntual y otra masiva: La puntual consiste en las inhabilitaciones y carcelazos a algunos opositores en particular, así como la apertura de juicios a dirigentes políticos y sociales; La estrategia de terror masiva consiste en promover la idea de la supuesta “inevitabilidad” de un modelo de país que sería sencillamente invivible para sus oponentes. Para lograr su tercer objetivo (mantener paralizado al tercio de país “ni-ni”) al oficialismo le basta con incrementar la violencia verbal y física: Cuando la violencia toma la calle, los no militantes se repliegan.

El Presidente quiere llegar asi a un 26-9 convertido en una competencia de maquinarias, pues en una contienda definida en esos términos obviamente resultará triunfadora la maquinaria que tenga más recursos y eficiencia. A eso apuesta el oficialismo, y hacia allá avanza.
¿ES DERROTABLE LA ESTRATEGIA OFICIALISTA? ¡CLARO QUE SI!

¿Es posible vencer los designios de este plan gobiernero, orientado a mantener su hegemonía (y a ejercerla de manera cada vez mas brutal) más allá del fin del apoyo apopular que alguna vez tuvo? ¡Por supuesto que si! Pero para obtener resultados distintos es menester actuar de manera igualmente distinta. Si bien ya se perdió una oportunidad preciosa para que la oferta electoral opositora representara a todo el amplio espectro del país no chavista (87 % de los candidatos fueron designados por mecanismos distintos a la participación popular, y en consecuencia 77% de los puestos “salidores” están ocupados por representantes de los partidos que emblematizan ese pasado que el país tiene 11 años rechazando), todavía es posible -en los largos cuatro meses que restan- cambiar los términos de la confrontación para que el 26-9 la maquinaria del Partido-Gobierno-Estado se enfrente no a la menguada “maquinaria” de la oposición convencional, sino a todo un país.

El discurso confrontador chavista ya no es eficaz. Cualquier chiste, por bueno que sea, si es repetido un millón de veces pierde la gracia. Empeñado en resucitar la confrontación entre “pobre y ricos”, que tan buenos resultados le diera en el pasado, Chávez olvida que en la Venezuela de hoy los “ricos” son en su mayoría altos funcionarios, contratistas, comisionistas y testaferros de los que esta plagado su gobierno y su partido, y eso el pueblo lo sabe. La única razón por la que el discurso oficialista hoy no parece “derrotable” es porque esta solo en el campo. ¿De que manera articular una marejada de pueblo que sea capaz de vencer al proyecto totalitario, evitando que éste obtenga la mayoría de dos tercios en el nuevo parlamento y abriendo así una nueva dinámica en el proceso político y social venezolano? A eso dedicamos nuestro activismo de todos los días, y dedicaremos también la columna del próximo domingo…
Publicado por Autoren 06:57
7 comentarios:

Carlos E. Mora dijo…
Llegué aquí por un tuiter de @nsc y lo agradezco. Está muy bien escrito el artículo y presenta una hipótesis específica acerca de la estrategia de gobierno. No he analizado las premisas de la hipótesis ni la cadena deductiva de razonamiento, pero prima facie tiene validez la hipótesis.
La paradoja la encuentro en la conclusión: para derrotar la estrategia del gobierno se necesita “articular una marejada de pueblo que sea capaz de vencer al proyecto totalitario” El dilema es que acepto y rechazo la conclusión.
La rechazo porque me suena a más de la misma ecuación chavista o puntofijista o de las tantas formas en que se manifiesta la falta de respeto a la gente: los títeres y el titiritero. Una marejada es una masa con movimiento, sin inteligencia. Una masa que arrasa o limpia, según los intereses de quien narra la historia.
La acepto porque la única forma de comunicarse con una gran masa de individuos con poco en común es a través del común denomidador: el cerebro emocional que todos compartimos. La rabia es universal, también la caridad.
Pero vuelvo al meollo de la solución: ¿cómo articular esa marejada? Y se me ocurre que los líderes del país que se enfrenta al chavismo deben identificar entre tres y cinco temas prioritarios de la población. Seguramente entre esos temas está la inseguridad, los precios, el empleo, la escasez y otros. Comisiones de trabajo calificadas deben entender bien la estructura de cada uno de esos problemas y proponer medidas a corto, mediano y largo plazo.
Si la gente ve que sus preocupaciones principales forman la agenda de trabajo de la Venezuela democrática, va a entregarles su apoyo y así se va a a crear la marejada: tejida alrededor de las necesidades de la gente, no alrededor de la necesidad de saber quién queda en qué puesto de la lista.
14 de junio de 2010 09:26

Carlos E. Mora dijo…
Si le halamos a la gente de sus necesidades y presentamos soluciones reales dentro de las condiciones actuales, estaremos hablandole a su cerebro emocional.
Pero para hablarle al cerebro emocional, uno no puede fingir la emoción.
14 de junio de 2010 09:29

Autor dijo…
Carlos! Gracias por tus comentarios! Que pertinentes y atinados! Haces una pregunta clave: ¿Como artícular esa “marejada”? Argumentos en relación a eso seran publicados el próximo domingo, y en su estructura y “fraseo” tomaremos muy en cuenta tus planteamientos. De nuevo, gracias por aportar!
17 de junio de 2010 00:14

revista vision social dijo…
hoy, a razon del dinamismo politico que tan cambiante es, hay forma pertinente de decir ” No más chavez.” y no por ser mi persona opositor, sino que hay 116 temas que van desde la mala gestion hasta la violencia politica que ha hecho de este pais, mi pais en un peligroso escenario que por razones historicas ni a mi peor enemigo le deseo, es por ello que demando de mi compatriotas, hermanos, camaradas o compañeros la actitud de una elevada conciencia democratica que a mi parecer son los instrumentos necesario para desenredar la marejada de pueblo que durante muchos años aprendio a mendiguar el cariño de sus dirigentes no sabiendo ellos que son la carne del cañon del autocrata de turno, y lo digo porque el poder envilece y hace del ser humano melomano enfermiso, durante muchos años el sistema caudillista alimentaba estas practica que en el comun de la gente se fue quedando arraigada en ellos transformando el proceso en la más paternal accion de gestion, el de turno jugaba a ser el popular con dadivas a sus seguidores y asi se mantenia las cosas o sea un poco para ti que despues me toca a mi, en el va y ven de los años nos conseguimos con una practica ancestrar pero con nuevos actores y con el ingrediente peligroso sediento de poder que hace que el escenario no pinte nada bien, ahora es necesario entender que no somos más carne de cañon del gobernante de turno que somos ciudadanos conciente con el rol que tiene en la sociedad que participa de lo publico, que se organiza para el beneficio colectivo y determina en las politica de gestion efectuando el control social, claro un ciudadano no un habitante, parecen palabras repetitivas, pero alli esta la clave amigo chuo de este gran problema social, lo politico a mi juicio se resuelve con ese mismo ciudadano estando en el mejor de los escenario de la politica que existe como son los partido actuando en forma militante y dando la pelea para que haya más democracia interna y no dejando que los coyollos decidan por el, a los movimientos organizados fortaleciendose cada dia muchos más y los empresarios trabajando para generar los empleos con mayor de seguridad social posible. estabamos en el cielo y no lo sabiamos con todo lo malo que eran.
arnaldo mendez silva.
director adjunto.
revista vision social.
17 de junio de 2010 12:05

banana dijo…
No deja de sorprenderme amigo jesus, yo que sigo de cerca el acontecer de la politica, me es grato compartir esto con todos nuestros aliados en esta lucha, tus comentarios de esta semana es digna de un premio en sociologia, hay sentido, agudeza y logicidad en los planteamientos y digerible al comun de los ciudadanos que sigue tus espacios tanto en la radio como television, bajo mi consideracion, espero que esta semana con mucho entusiasmo las conclusiones del tema, animo a todos a participar de este tema despues que publique las conclusiones.
17 de junio de 2010 12:20

Autor dijo…
Arnaldo:
Tus comentarios tienen un altísimo valor para nosotros, pues en ti se unen el gerente social, el analista y el habitante de un sector popular.
Un gran abrazo!

Share/Bookmark

Esta entrada fue publicada en Derechos humanos en Venezuela, Dictador Comunista, Hugo Chavez Frias, Medios de comunicación de Venezuela. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s